CM1: La alternativa de los niños.

Si decían que era un sueño, puede que sigamos confiando en el valor de las personas y se pueda hacer realidad.

Los creadores del ya famoso ordenador de $100 han modificado un poco su forma de negocio, y está promoviendo una nueva idea.

La idea parte de que podemos ayudar a que esos portátiles sean realidad, comprando 100.000 portátiles al precio de $300 cada uno. De esa forma, por cada portátil que compráramos, estaríamos sufragando el precio de dos portátiles para los países en vías de desarrollo.

La nueva CM1 (Children’s Machine) se puede ‘encargar’ y visitar en la página del proyecto.

mac suck

No paro de tener problemas, uno detrás de otro. Algunos creados por el que suscribe, pero eso no se dice en voz alta ^_^.

Hace un tiempo me dio por mirar la carpeta de aplicaciones. “Ésto no lo he usado nunca”, me dije. Y lo borré. Así que tengo un equipo sin el editor de AppleScript, ahora que no paro de jugar con él. A cambio, uso el ExtendScript Toolkit (de Adobe®), muy útil para programar en JavaScript, pero un poco tonto para AppleScript, donde la herramienta nativa te da mucho más juego.
Ahora no soy capaz de encontrar el AppleScript de nuevo.

También mirando por ahí me dio por empezar utilizando AppleWorks 6. Un paquete Office bastante potente y, sobre todo, nativo. Aquí el secreto es que sea nativo, todo va mucho mejor.
No me acostumbraba al sistema de ventanas flotantes (venir de windows/linux es tenerlo todo en una ventana, excepto el Gimp), así que me decidí por OpenOffice. Y borré el AppleWorks.
Después me dio por NeoOffice, un OpenOffice para mac. Y borré el OpenOffice.
Quise utilizar la hoja de cálculos, y eliminé el NeoOffice y me hice de nuevo con OpenOffice.
OpenOffice no me gustaba. Estaba en Java, cambiaba los comandos, y era feo dentro de la estética de mac. Pero esta vez lo mantuve, y me hice con el NeoOffice 2.0 Aqua Beta 3, que esta vez trae ya hoja de cálculo (el paquete completo, vamos).

Anoche, teniendo que terminar un trabajo, NeoOffice no paró de fallar, de cerrarse aleatoriamente, de ralentizar el equipo y de fastidiar, al fin y al cabo, haciendo que perdiera el trabajo una y otra vez. Solución: me vuelvo al antiguo NeoOffice, sin betas ni historias. Ahora msimo se está descargando. Y la beta para el que no tenga que trabajar contra reloj y se pueda permitir el desesperarse.

Lo mismo nos está pasando con Camino Browser. Por mucho cariño que le tengamos (somos traductores), está empezando a tocarnos las narices. ¿Por qué? Porque en las páginas que no existen (dominios no registrados) ahora nos sale ¡¡una página de publicidad!! ¿Virus en mac? ¿Spyware?
Habiendo descubierto Shiira, y utilizando cada vez más Safari (nuestro lector actual de RSS), las alfas y betas de Camino también van a esperar. Volveremos a las versiones estables en vez de probar las de desarrollo.

Así que hemos rebuscado en el baúl de los recuerdos, hemos atrapado los discos de instalación del G4, la actualización del Tiger, y Juggy vuelve a tener AppleWorks.

La gran máxima: ‘si es nativo, funciona seguro’.
Ahora, a aprender a usarlo.