Creativos

20 de abril del 90

Tengo claro que Adéle no tiene ni idea de quién es Jesús Cifuentes, pero no puedo dejar de encontrarles similitudes. ¿Soy el único?

Hola, soy yo
Me preguntaba si después de todos estos años quieres que nos veamos
Para hablar de todo
Dicen que se supone que el tiempo lo cura todo
Pero yo me he curado poco

Hola, ¿puedes oírme?
Estoy en California soñando con cómo éramos
Cuando éramos más jóvenes y libres
He olvidado cómo me sentía antes de que el mundo cayera a nuestros pies

Hay una gran diferencia entre nosotros
Y un millón de millas

Hola desde el otro lado
Debo haber llamado mil veces
Para decirte que lo siento por todo lo que he hecho
Pero cuando llamo parece que nunca estás en casa
Hola desde el exterior
Al menos puedo decir que he intentado
decirte que lo siento por romper tu corazón
Pero no importa. Está claro que esto no te afecta.

Hola, ¿cómo estas?
Es tan típico de mí para hablar de mí mismo. Lo siento.
Espero que estés bien
¿Alguna vez has salido de esa ciudad en la que nunca pasa nada?

Y no es ningún secreto que a ambos
se nos acaba el tiempo

20 de Abril del 90.
Hola, chata, ¿cómo estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal.
Pues es que estaba aquí solo,
me había puesto a recordar,
me entró la melancolía
y te tenía que hablar.

¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo,
las risas que nos hacíamos antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay
han cambiado, han cambiado, sí.

Pero bueno, ¿tú qué tal? Di.
Lo mismo hasta tienes crios.
¿Qué tal te va con el tío ese?
Espero sea divertido.
Yo, la verdad, como siempre,
sigo currando en lo mismo.
La música no me cansa,
pero me encuentro vacío.

Bueno, pues ya me despido,
si te mola me contestas.
Espero que mis palabras
desordenen tu conciencia.
Pues nada, chica, lo dicho,
hasta pronto si nos vemos.
Yo sigo con mis canciones
y tú sigues con tus sueños.

Deja un comentario