Desmarcándome de la clase política

Hay veces en las que se llega a un punto en el que todo se ha mezclado y es difícil, si no imposible, separar.

Esta es una de estas veces, en las que ya no sabes qué hacer, o qué pensar.

El otro día Luis estuvo moderando una mesa de ¿debate? con los políticos sevillanos. A esta mesa estaban invitados los tres principales candidatos a alcalde. Y fue todo diversión.

La clase política sevillana

Como muchos han criticado ya, en la mesa estaban Juan Espadas (PSOE), Juan Ignacio Zoido(PP) y Antonio Rodrigo Toriijos (IU). No estaban ni Pilar González (PA) ni Isabel Ceballos (UPyD). ¿Causas? Decisión de la organización por supuesto. A mí se me ocurren las siguientes:

  • Porque son mujeres (espero que no sea una razón)
  • Porque no tienen twitter (caso de Pilar González únicamente)

¿Discriminar la participación en un encuentro de redes sociales a alguien por no tener twitter? No creo. Sobre todo, porque el resto demostró con creces que muy puestos no estaban…

Como cuenta Luis en su artículo, el sentimiento después de aquella tarde fue el de Soledad (así, con mayúsculas). Los vídeos los podéis ver en su artículo. Un entorno vacío, donde todos llevaban aprendido su guión, y participaron sin desmarcarse mucho, y sin responder demasiado. Lo que sí dejaron claro fue algo muy triste: aquí no importan las personas, importan los votos.

La clase política nacional

Un lagrimón se me cayó el otro día. Jordi Évole, que hace uno de los pocos programas presentables de nuestra televisión, entrevistó a Julio Anguita. Entrevistas como ésta son las que te hacen preguntarte cosas:

  • ¿Cuándo los políticos dejaron de escuchar al pueblo?
  • ¿Qué votamos cuando votamos?
  • ¿A quién votamos?
  • ¿Para qué lo votamos?
  • ¿Cuándo se dejó de debatir y se empezó a reprochar?
  • ¿Cuándo el Congreso de los Diputados se convirtió en una extensión de Sálvame, donde se grita mucho, se soluciona poco, y todas las conversaciones están vacías (o son inexistentes y cada cual grita sus consignas)?

Para el que no viera el vídeo, aquí lo dejo.

Política y Redes Sociales

De esto se debatía el otro día. Podéis leer las impresiones de unos y otros en los enlazados en el artículo de Luis, así que no voy a repetir, sólo voy a hacer una pequeña reflexión personal.

El uso de twitter. Decepción. Mucha. Los políticos no llevan sus cuentas de twitter, lo hace su departamento de comunicación.

Muy mal. Si me vas a ofrecer una cuenta de twitter para comunicarme contigo, que sea real. ¿Sabéis por qué aparecieron las cuentas verified en twitter? Porque twitter es un servicio que cada uno utiliza como quiere, pero busca hablar de tú a tú. Si tu cuenta no es para eso, quizás deberías hacer lo mismo que UPyD, que tiene una cuenta del partido. Para duplicar un canal que ya existe y no aportar nada nuevo, mejor ni intentarlo. Y si además tienes personajes con muy mala leche dentro del departamento de comunicación, apaga y vámonos.

En definitiva, intentar utilizar algo que no se sabe usar sin tener interés en aprender con la intención de ganar votos porque somos modernos…

Señores, creo que hemos demostrado de sobra que sabemos pensar. Nos han tenido que colar la Ley Sinde por la puerta de atrás porque nos estábamos negando a tragar. Y espero que eso este año se reflejen en los votos de muchos. Porque la clase política, al menos a mí, no me representa.

4 thoughts on “Desmarcándome de la clase política

  1. Uy, me temo que te ha entrado el gusanillo Rafa. Se empieza por quejarse de la clase política y se acaba militando en UPyD, te lo digo por experiencia propia 😀

    Un abrazo, y que sepas que coincido prácticamente en todo lo que dices 😉

  2. Según me argumentó Carlos, el organizador, sólo invitan a los PolitcaRedes a candidatos de los partidos con representación en los consistorios. Como lo hacen en muchas ciudades, si no tuvieran un criterio común y abstracto, sería una discusión continua ciudad a ciudad para ver a quién invitan .

    1. Eso puedo entenderlo. Pero deja fuera a las nuevas posibilidades.

      Con ese sistema, cualquier nueva fuerza política queda fuera.

      Entiendo que el corte debe estar en algún sitio, lo que no significa que me parezca bien.

  3. Por desgracia no eres el único que se está desmarcando de las clases políticas.

    Lo que tú comparas con un Sálvame, para mi, hace tiempo que son peleas de patio de colegio.

    Resulta tan absurdo y a la vez deprimente descubrir en manos de quién estamos…

Leave a Reply