Categorías
curiosidades viajes

PMR

Estando en el tren, han salido anuncios de las líneas y los trenes que tienen ahora mismo en funcionamiento. Un poquito de publicidad hecha por un infógrafo regulero (o no, muchas veces las peticiones de cliente son como son y hay que tragárselas).

En todos los trenes estaba saliendo lo mismo. 260 asientos + 1 PMR. 236 asientos + 2 PMR. Hasta que ha salido un PMR en una foto poniéndose en su sitio reservado, y me he dado cuenta de que PMR es Persona con Movilidad Reducida.

wpid-wp-1404121191749.jpeg wpid-wp-1404121182242.jpeg

He compartido el descubrimiento en voz alta, y @darkblue me ha respondido en seguida.

– ¬ŅQu√© te cre√≠as que era? ¬ŅPersona Muy Rica?

Pues en esta Espa√Īa nuestra no lo descarto.

Categorías
Personales

Media distancia

Ando gratamente sorprendido con los trenes de media distancia. Aunque no demasiado con su gestión.

Si no sois usuarios medianamente asiduos de trenes, es posible que no os hay√°is dado cuenta de que nuestra a veces poco querida Renfe (sobre todo por usuarios de regionales/andaluc√≠a expr√©s) ya s√≥lo lleva sus trenes, y no la administraci√≥n de la red de ferrocarriles, como indica su nombre (REd Nacional de Ferrocarriles Espa√Īoles, para el que no lo conociera). Ahora la sustituye Adif (Administraci√≥n de infraestructuras ferroviarias), que suena a algo as√≠ como qu√© mal lo hab√©is hecho, a ver si conseguimos arreglarlo.

Pues bien. Adif ha pensado que quizá podría reparar algunos de los grandes errores de su antecesora. Y uno de los que ha intentado reparar ha sido el del espacio. ¡Nunca más eso de ir de pie en el tren! ¡Nunca más sobreexceso antes de montarnos!

Para solucionarlo, en los trenes de media distancia ha colocado asientos nuevos, de dise√Īo, c√≥modos. Los ha puesto de cuatro en cuatro, y ha hecho crecer la distancia entre asientos. Con eso gana cuatro filas de asientos por vag√≥n y el tren es m√°s c√≥modo.
Y ha hecho otra cosa: vender los asientos numerados y poner al revisor en la puerta para indicar a la gente ¬°cu√°l es su vag√≥n! ¬ŅAhora se respetan las numeraciones de los asientos y esto es un tren normal?

Hay gente (hoy una familia de pijos, de muchos miembros, probablemente acostumbrados al AVE) que va buscando su asiento. Y, al preguntar a su ocupante, recibe la respuesta l√≥gica: ‚Äúaqu√≠ uno se sienta donde puede. Aunque est√© numerado, eso es mentira‚ÄĚ.

Y es que tantos a√Īos de viajes en el suelo, de hacinamientos, de quedarte en tierra porque f√≠sicamente no entras en el tren (y aqu√≠ no tenemos empujadores profesionales), de maric√≥n el √ļltimo en el and√©n, no se arreglan con asientos bonitos y un se√Īor que te diga cu√°l es tu vag√≥n.