Ayer

Ayer me levanté y no desayuné. Ayer estaba cansado. Ayer me quedé en casa.
Ayer Martínez Soler contaba su secuestro.
Ayer Google se pasaba a AMD, y MAC sucumbía y se desmoronaba ante su periplo.
Ayer recordaba Camino. Y pensaba en el segundo acto.
Ayer las parejas rotas se reencontraban. Ayer volvían a ser felices.
Ayer los volví a encontrar a todos, menos a él. Ayer algo se clavó en mi corazón. Y tuve una nueva banda sonora.
Ayer RavaGe volvía a mi mente. Ayer tenía ganas de escribir de nuevo pero no tenía fuerzas para hacerlo.
Ayer iba a desconectar. A terminar el trabajo pendiente y a escapar.
Ayer mi padre me llamaba para tener la misma pelea de siempre.
Ayer volvía a sentirme un ser inútil. Ayer volvía a sentir que no haría que nadie, nunca, se sintiera orgulloso.
Ayer Sergio daba un paso más, Rubén uno menos, Jesús uno de lado, y Nacho uno hacia adelante. Ayer Juan se quedaba atrás mientras Pablo salía corriendo. Mientras, yo me quedaba sentado.

Ayer volvía a escuchar. Y volvían a decirme… Ayer alguien tocaba mi corazón y conseguía hacer brotar un sentimiento.
Ayer no me encontraba bien y sólo quería volver a casa. Ayer quería volver al pasado, para no tener que vivir el futuro. Ayer pensaba en no irme, y al final quedarme en casa. Ayer pensaba en la soledad.

Ayer volvía a pensar que este mundo no es para mí. Que no puedo hacer nada por él. Que soy el idealista de siempre. Y que se me han acabado las fuerzas para luchar por ellas.

Pero claro, eso era ayer.

Suenan recurrentemente: I Have only now y The Jihad, de Brian Tyler.

Por Rafa Poveda

Rafa Poveda es un evangelista del software libre y en concreto de WordPress, software con el que lleva trabajando desde 2007.
Actualmente es CTO de MyTinySecrets LTD y Jefe de proyectos en Pixelated Heart, donde enseña a otras compañías a comunicarse y a tener una presencia online utilizando WordPress como su herramienta principal. También trabaja enseñando WordPress dando clases en masters y cursos in-company para desarrolladores.

5 respuestas a «Ayer»

Es lo bueno de ayer. Que se acabó.

Pero créeme, amigo. A veces también es lo malo.

Ayer me tocaron el pelo y me dijeron que aceleraba el corazón con mis ojos.

Ayer me abrazaron largo y tendido para evitar besarme.

Ayer volvi sonriendo a casa.

ayer = pasado;
hoy = presente;
mañana = futuro;

el pasado está para olvidarlo, el presente para vivirlo y el futuro para no pensar en él. recuérdalo.

y recuerda, además, que hay gente en este mundo que sin ti no hace nada, aunque pienses que no tienes lugar en el mundo tienes lugar en el corazón de esa gente.

lucha, camina, vive.

Deja un comentario