Haiku

Vaya semanita…

Hace una semana que no subo nada, con la cantidad de cosas que han pasado. He perdido la mochila, la he encontrado, me he quedado sin baterías, he perdido la cabeza…

Ayer por la tarde me relajé por fin tomándome un café con mi prima. Tuvimos una conversación tremendamente interesante. Acerca de religiones. Porque yo no sabía que Jesús, a las 15 años, renació de una virgen según el rito judío. Ni sabía tampoco que Miriam (María) es un nombre que estaba prohibido porque estaba reservado a la realeza. Porque Miriam era princesa, y no prostituta.

Se aprenden muchas cosas en Historia y tipología de las Religiones, asignatura que no se imparte en la Universidad de Sevilla.

También se aprenden cosas acerca del Risus Pascalis, ahora vetado en España aunque se siga practicando en algunos sitios. Y sobre todo acerca de todo lo que era Palabra de Dios hasta que un Papa decía que no podía serlo, y por Dogma de Fe, algo que antes era normal y casi obligatorio, ahora era pecado mortal. Pasitos para atrás dentro de la propia Iglesia, caminando hacia la ultraderecha.

Estoy esperando a que me deje los apuntes de esa asignatura. Sólo de la charla me he quedado entusiasmado. (+ info).

Y me dejó, para terminar la conversación, uno de los primeros haiku de los que hay constancia. Según los entendidos, habla acerca de la transmutación del alma.

Una hoja caída no puede volver al árbol.
Si una hoja caída ha vuelto al árbol, es una mariposa.

Leave a Reply