Categorías
Lifestyle Personales

Justicia

Para Samuel, por supuesto. Pero también para el resto.

Hoy me he propuesto ir a la concentración. Porque creo que debo. Por todas aquellas a las que no fui por miedo. Por aquellas en las que puse una excusa. Por solidaridad. Y me he encontrado con mi yo pasado.

Me he encontrado con que voy a ir solo. No en esp√≠ritu, pero s√≠ f√≠sicamente. La gente a la que he preguntado me han dicho que no iban a venir. Tengo miedo, es que no me f√≠o, no me siento segur@ yendo… Porque al final es lo que es. Exposici√≥n.

Una exposici√≥n complicada. Cu√°ntas veces habr√©(mos) dejado de ir a sitios por miedo a convertirme(nos) en objetivo. Por el peligro a que te digan algo. A que te se√Īalen. ¬ŅHay algo m√°s inc√≥modo cuando no sabes qu√© puede venir detr√°s?

Hace dos fines de semana, por ejemplo, fuimos a ver un mon√≥logo. Un momento de comentario con la persona de al lado, y el monologuista te dice algo. No pretender√≠as pasar desapercibido con esos pelos que llevas. Un color discreto y un despeinado, nada llamativo ni del otro mundo, y ya alguien te se√Īala y eres el centro de atenci√≥n. En un ambiente normativo, sin aparentes problemas, pero por alguna raz√≥n tienes esa peque√Īa incomodidad, esa sensaci√≥n de que puedes convertirte en objetivo.

Miras atr√°s. Ves a dos parejas no normativas. Una conocida y p√ļblica. La otra, en el armario. Muchas parejas y grupos de amigos de todas las edades r√≠en con los chistes. En algunas caras se nota cu√°les son chistes inc√≥modos, en los que probablemente el autor ni habr√° reparado, y tambi√©n qui√©n evita re√≠rse abiertamente para que no se note nada.

Es la realidad de muchos y muchas. Ya lo decía Javier Ambrossi con mejores palabras. Y es una situación que va cambiando, pero a peor. Un paso hacia adelante, dos hacia atrás. Y lo tenemos tan arraigado (lo comentábamos hoy en Twitter) que algunas cosas nos salen solas. Como pasarte la maquinilla por la cabeza (total, me iba a pelar un día de estos por el calor) para eliminar cualquier elemento visual que te pueda convertir en objetivo.

Hoy voy a una concentración por los y las que no van. Por las personas que no pueden. Por las que tienen miedo. Por las que sufren a diario. Por todas.

Hubo una cosa que me ense√Ī√≥ mi madre y que s√≥lo se puede entender con la edad. Que cuando se tiene la oportunidad de plantar cara a algo que sientes defender, no lo haces s√≥lo por ti. Lo haces tambi√©n por los que vendr√°n detr√°s. Por eso veis tantas veces a gente a la que no le va ni le viene en manifestaciones y encuentros. Hay quien piensa (y dice en voz alta) Pobre, no tendr√° otra cosa que hacer y se ha venido a pasar el rato. No. Aunque ya no le afecte, ha venido a apoyar algo en lo que cree. Porque quiere que el mundo, para ti que vienes detr√°s, sea un lugar mejor.

Ojalá esto hoy remueva algo, aunque sólo sean conciencias.

Categorías
Personales

Día 47: Confinamiento

A partir de ma√Īana los menores de 14 a√Īos pueden salir. Los de 14 a 18, se supone que son suficientemente mayores para poder salir si les mandan a la compra ?, que parece ser lo mismo. Aunque parece que no vamos a tener que esperar mucho para que a partir del d√≠a 2, 53 d√≠as despu√©s, tendremos permiso para salir una hora al d√≠a a pasear, hacer ejercicio y dem√°s.

Hace un par de d√≠as un amigo, residente en San Francisco, sub√≠a sus historias t√≠picas a Instagram de ciudad vac√≠a y √©l subiendo a la monta√Īa a buscar un poco de paz. Yo mientras sub√≠a una de c√≥mo estar en una rutina tan cerrada est√° haciendo que el trabajo empiece a saturarme.

Estuvimos hablando, y me decía que no sabía cómo aguantábamos esto. Que no tenía sentido. Que diciéndonos que tuviéramos cuidado y mantuviéramos las distancias debería ser suficiente. Tengo aquí que hacer el comentario de que es residente en San Francisco, pero que es europeo. Con alguien autóctono del país donde la gente se ha inyectado desinfectante en vena para curar el coronavirus la conversación habría sido posiblemente un poco distinta.

Supongo que hab√©is visto las im√°genes de ayer de los mercados, todo el mundo como siempre, amontonada. Le contaba tambi√©n que, cuando se anunci√≥ el confinamiento, hubo un √©xodo a las ciudades costeras, extendiendo el virus despu√©s de un sinf√≠n de actividades el fin de semana anterior. Que hubo un par muy llamativas, pero que hubo montones de actividades, partidos de f√ļtbol, vuelos… Lo que ya consideramos vida normal globalizada. Tambi√©n le contaba que hubo un segundo √©xodo: los estudiantes, volviendo a sus ciudades y pueblos despu√©s de haber estado en clase, en discotecas, en gimnasios, en conciertos… llegando el virus as√≠ hasta el rinc√≥n m√°s rec√≥ndito de Espa√Īa.

¬ŅHabr√≠a sido sencillo haber guardado una cuarentena, haber visto que no ten√≠an s√≠ntomas, y haber vuelto a casa? Quiz√°. El Capit√°n A Posteriori tiene aqu√≠ mucho trabajo, pero ?‚Äć‚ôāÔłŹ.

Despu√©s de eso hubo un tercer √©xodo, este mas peque√Īo: los Erasmus. Y muchos ven√≠an de Italia. Si es que somos la cr√©me de la cr√©eme.

Es una pena, pero tuvo que darme la razón. Cuando los ciudadanos no son responsables, sus dirigentes electos tienen que velar por su seguridad. Y en esas estamos.

Veremos qué pasa a partir del lunes. Ojalá la gente sea consecuente, podamos volver poco a poco a salir a las calles, y no tengamos nuevos repuntes.

Categorías
Personales

Día 43: la 5ª ola

Tengo como siempre un mont√≥n de borradores que despu√©s no son interesantes, pero la noticia de ayer fue genial. Y es que ¬°nos podemos llevar a los ni√Īos a comprar!

Qué complicado es esto.

Por un lado, sabemos eso de que necesitamos eso que llaman inmunidad de grupo y que para eso la gente tiene que contagiarse (controladamente). Tambi√©n sabemos que no se espera vacuna hasta dentro de 12-18 meses. Y que la cosa para muchos no est√° nada bien. Los n√ļmeros no paran de subir y subir, de forma todav√≠a no muy controlada.

43 d√≠as de encierro. Los ni√Īos quieren salir. Pero sin juguetes y sin patinete. Sin nada, porque con juguetes no ser√≠an controlables. Solo acompa√Īando a alguien, pero no sabemos si de la mano o con correa para mantener los 2 metros de separaci√≥n. Porque aunque todos pensemos que lo ideal ser√≠a que les permitieran salir a espacios abiertos, donde no tengan que tocar nada, y que all√≠ les de un poco el sol y puedan andar y moverse, lo que van a poder hacer es acompa√Īar a quien vaya a comprar, a la farmacia, o al banco.

Yo no s√© si alguna vez hab√©is visto a un ni√Īo en un supermercado, pero el cuadro es curioso. Habr√° que buscarle una mascarilla (spoiler: no hay, no se encuentran), guantes (spoiler: tampoco hay forma de comprar guantes desechables), y pedirle que no se agarre al carro, que no toque nada, que no se acerque a nadie, y que no se separe pero que no se acerque demasiado. Que sabemos que en los ni√Īos el virus tiene poqu√≠sima incidencia, pero son portadores y agentes de contagio, y a m√≠ esto me ha sonado a tirar al ni√Īo en una piscina de barro y esperar que vuelva limpio a casa.

Para tomar todas las decisiones que están tomando tienen que estar teniendo en cuenta un millón de factores y no tiene que estar siendo nada fácil, pero visto desde lejos, parece que vayamos a llamar a gritos a la segunda ola.

Categorías
Personales

Toss a coin to your Witcher

Categorías
Lifestyle Personales

El agravio comparativo

Un miércoles cualquiera, en un slack cualquiera, hay personas hablando sin parar. Compartiendo cosas. Ayudándose. Charlando. Y en un momento concreto, alguien comparte algo que lo cambia todo.

El pr√≥ximo d√≠a 14 de diciembre se va a celebrar a nivel andaluz un evento motivacional para ni√Īas de entre 11 y 15 a√Īos, con el fin de fomentar el inter√©s por la ciencia y la tecnolog√≠a que revierta en futuras vocaciones STEM.

El evento tendrá lugar a la vez en todas las capitales andaluzas. Durante una completa jornada (09:00 a 17:00 horas), las chicas participarán en algunos de los 40 talleres prácticos e interactivos. Aprenderán cómo funciona Internet, a configurar una red inalámbrica y a extraer su propio ADN para ponerlo en un collar; desarrollarán su propia aplicación, imprimirán un accesorio en 3D, y mucho más.

La comida viene incluida. Los padres las dejan a a las 9 y las recogen a las 17. Si quisieran participar como voluntarios, solo tendrían que apuntarse.

Cartel del evento "green light for girls" con la fecha y hora, y la forma de apuntarse.

Este cartel ha generado un hilo que va por 186 comentarios ahora mismo, y no precisamente por el dise√Īo. En esa conversaci√≥n ha habido mucho comentario acalorado, y me gustar√≠a comentar aqu√≠ algunos de ellos.

El primer primer√≠simo comentario fue un mi sobrino es un chico y no puede ir, lo est√°n discriminando. Ya se li√≥. La respuesta vino pronto: ¬ęEso es lo que nos pasa a las mujeres continuamente, que nos fastidiamos, o nos fastidian, por haber nacido mujeres, constantemente.¬Ľ Y la mecha se aviv√≥.

Iba a haceros un resumen de los comentarios intercambiados, pero quedaba una lectura de unos 15 minutos. Wow. Así que he recortado. Sí voy uno de los primeros comentarios que se hicieron:

  • Me parecen muy bien este tipo de iniciativas de iniciar a ni√Īos y ni√Īas en la tecnolog√≠a, pero no me parece bien que se le niegue la participaci√≥n a personas por cuestiones de g√©nero (en este caso hombres), ya que no creo que la mejor manera de luchar contra la discriminaci√≥n sea con m√°s discriminaci√≥n.

Si yo fuera padre y tuviera un cr√≠o en esas edades, probablemente estar√≠a enfadado por la situaci√≥n. Pero tambi√©n es verdad que todos los que han participado en la conversaci√≥n se han enterado del evento en ese momento, y muy probablemente su inter√©s por asistir al evento sea muy muy cercano al 0%. Hemos hablado de muchas cosas. De discriminaci√≥n por tener pene (no se est√° discriminando a las personas con pene, porque el g√©nero no es biol√≥gico) hasta bullying. La cosa es que es momento de aferrarse a los datos, y estos dicen que con 5 a√Īos, tanto ni√Īos como ni√Īas se sienten en igualdad, pero las ni√Īas con 6 a√Īos ya se sienten inferiores que los ni√Īos. Estuvimos de acuerdo en que es un problema educacional.

Problema educacional que algunos no ven. Hay quien piensa que estos eventos no son para nada necesarios. Lo que es necesario son eventos donde se incentiven a ambos mostr√°ndoles que tienen las mismas oportunidades. Pero, ¬Ņc√≥mo hacemos eso si los seguimos educando de forma sexista? Porque entiendo de verdad a algunos padres que no quieren que sus hijos e hijas vean que existe una discriminaci√≥n, negativa o positiva, hacia alguien, porque deber√≠an ser iguales. Y eso ser√≠a genial, pero es que sigue existiendo. Estamos adem√°s en un momento pol√≠tico e hist√≥rico en el que ciertas actitudes (por llamarlas as√≠) se hacen a√ļn m√°s peliagudas.

Hubo, por supuesto, alg√ļn ¬ęen mi entorno eso no pasa¬Ľ. No dicho as√≠, claro, sino generalizado a c√≥mo es el mundo. Mi respuesta fue clara: ¬ęEs bonito que ve√°is que no son necesarios porque eso significa que vuestra empresa, barrio, colegios y grupos de relaci√≥n son geniales. Por desgracia no es la realidad de todo el mundo.¬ę.

Despu√©s de eso, perlitas. ¬ęLa diversidad es algo que ha existido, existe y existir√° y es algo que no quer√©is asumir… y eso cada vez os esta alejando cada vez mas de buscar un estado de equilibrio entre hombres y mujeres a buscar un estado de victimizaci√≥n¬Ľ. Me habr√≠a encantado tener en ese momento una c√°mara viendo las caras de algunos de nosotros. Jaw-drop.

Los comentarios continuaron. Estad√≠sticas, carreras t√©cnicas en las que no hay muchas mujeres o hay mucho abandono (¬ę¬Ņnadie ha pensado que el inter√©s, preferencia, gustos…etc, influyan en esas estad√≠sticas y no solo el tener un cable colgando o no?¬Ľ), y los eventos sin presencia femenina o muy baja (¬ę¬ŅYo que culpa tengo, como hombre que va a este tipo de reuniones, que una tia no venga porque se siente insegura?¬ę). Hubo un aporte de Jose Arcos que me gust√≥ especialmente:

A mí, la primera vez que me dijeron que por qué no había mujeres en una foto de un evento de ßetabeers Huelva, dije que porque no querían venir. Pero la realidad va más allá del que no quieran venir, y si uno hace esfuerzos para fomentar la inclusión, al final puede conseguirlo.

Y seguimos hablando, antes y despu√©s de espacios seguros. Espacios necesarios para que los colectivos que normalmente se sienten discriminados tengan un espacio en el que sentirse bien. Donde no se fomenten carreras t√©cnicas entre los ni√Īos y de cuidados entre las ni√Īas. Donde la inclusi√≥n sea real.
Se nombró también como ejemplo, cómo no, a Ping a Programadoras, que con sus espacios seguros y espacios mixtos acercan la tecnología a todo el mundo.

Una cosa es la igualdad, y otra cosa es la equidad. Creo que confundes términos. Si no hubiese eventos mixtos, lo vería mal, pero habiendo eventos mixtos, no es una discriminación como tal. Y si, hay eventos que están llenos de mujeres, y otros que no hay ni una. Solo hay que preguntarse el por qué. Yo misma hay eventos que ni me acercaría y otros que me siento una más. Es muy fácil hablar cuando no se ha sentido acoso, ni agredida, ni cuestionada constantemente.

La realidad de muchas ha sido y es complicada. Dentro de todo, despu√©s de todo, nosotros formamos parte de una minor√≠a. Espa√Īa es un lugar privilegiado si se compara con otros pa√≠ses y lugares, y aunque seamos muy cr√≠ticos con mil cosas (y tenemos que serlo), la realidad es que nuestros privilegios son muy amplios. Y es por eso, por nuestra situaci√≥n, por la que tenemos que seguir luchando por los derechos colectivos de todos y todas. Porque podemos, y porque ya lo dice el movimiento scout: Piensa globalmente, act√ļa localmente.

En esa conversaci√≥n se deriv√≥ a muchas m√°s cosas. Se habl√≥ de suicidio adolescente. De LGTBIQ+, y de pol√≠tica. Se me ocurri√≥ decirle a alguien que si hab√≠a un evento general y otro para chicas, quiz√° su hija prefiriera ir al de para chicas. Puse ejemplos sencillos. ¬ęExiste el bullying, el aparentar, y los cambios f√≠sicos y hormonales a esas edades. Hay ni√Īas que teniendo en cuenta todo eso deciden no ir porque, aunque fueran, estar√≠an todo el tiempo preocup√°ndose de todo lo que pasa a su alrededor y con su propio cuerpo antes de estar atendiendo a aquello que le gusta. T√ļ puedes querer que tu ni√Īa vaya al general, pero que ella a lo mejor se siente m√°s c√≥moda yendo al otro. Hay que escucharles tambi√©n.¬Ľ Me respondieron con contundencia. ¬ęA lo mejor no quiero que se sienta c√≥moda excluyendo y quiero que aprenda a convivir sin prejuicios¬Ľ.

Ah, la coeducación. Cuánto la trabajamos algunos y qué difícil es hacerlo cuando sólo se utiliza en momentos puntuales, en vez de trabajarla. Al final terminamos siempre en lo mismo, en un problema educacional. Que es el que intentamos atajar. Mientras, se organizan eventos para que más gente, que normalmente no llega a un contenido, lo tenga disponible de forma más atractiva. Se hacen con objetivos, con un trabajo previo, con unas metas. Pero no todo el mundo las ve. Hay quien sólo ve una posibilidad de crítica porque se están creando guetos y porque lo que se busca es la victimización del colectivo. Y habrá quien compre ese argumento.

Por mi parte, lo tengo claro. La igualdad conlleva inclusi√≥n. La inclusi√≥n conlleva atraer primero a los peque√Īos grupos de forma segura para despu√©s integrarlos. Y despu√©s, hay que darles esa oportunidad de integraci√≥n. Es lo que hacemos en los Grupos Scout. Es lo que hacemos en las WordCamps y en todo evento WordPress, donde rige nuestro c√≥digo de conducta y donde trabajamos la inclusividad. Es en lo que trabajamos constantemente. Y si la publicaci√≥n de un cartel crea un hilo de 200 comentarios de este tipo, es que todav√≠a queda mucho trabajo por hacer.

Ayer hubo quien nos dijo que nuestro trabajo no era necesario. Que el problema, como siempre, era del que no ven√≠a. Y que no deber√≠an tener espacios √ļnicos para ell@s porque es discriminar a los dem√°s. ¬ŅEst√°is de acuerdo? Los comentarios est√°n abiertos, siempre que vengas con esp√≠ritu dialogante.

P.S.: Gracias a Marta Torre por su constante e incansable defensa de los derechos de las demás, aprendemos mucho de ti cada día.

Categorías
Mundo 2.0 Personales

El cuento de la sirenita

Hoy os voy a contar un cuento. El cuento de La Sirenita. Y perdonadme los y las que venís de nuevas, pero me va a costar ordenar todo esto. Espero que algo se entienda.

Un poco de introducción

Hace muchos a√Īos, all√° por principios de siglo (y qu√© viejos nos hacen sentir decir esto), las redes empezaron a moverse. Todav√≠a no exist√≠an estas cosas que hoy en d√≠a llamamos Redes Sociales, y lo que hab√≠a era distinto.

En aquella √©poca lo que se llevaban eran los foros de internet. Y, poco a poco, iban proliferando los sitios donde la gente iba haciendo un journal, un peque√Īo diario online donde iba contando cosas. Y as√≠ sitios como LiveJournal y blogger (que en aquella √©poca necesitaba hosting propio) empezaban a hacerse famosos. Hasta que fue comprado y dej√≥ paso a blogspot.

Eran también tiempos de irc, un sistema de comunicación que funcionaba por canales (como lo que tiene ahora Discord), y donde la gente entraba para charlar. Ahí muchos foreros y foreras se encontraban, reían, se entretenían, hacían amistad, y se organizaban. No sólo se jugaba al trivial en los canales. Se forjaban relaciones reales, donde la gente iba conociéndose poco a poco.
A trav√©s de estos sistemas, y a trav√©s de los comentarios de uno y otro blog, la gente tambi√©n iba organiz√°ndose, y se organizaban KDDs (quedadas) y peque√Īos eventos que se llamaban Beers & Blogs, donde gente con blog iba a echar unas cervezas. Y los blogs crec√≠an en los laterales, eso que llam√°bamos blogroll, y que no eran m√°s que los blogs de nuestros colegas, los blogs que nos gustaban, y todos escrib√≠amos en los de todos. Todo era menos serio y m√°s personal, menos t√©cnico. No hab√≠a preocupaci√≥n por el SEO, ni por el posicionamiento, ni por los seguidores. Era una forma de conectar con un mundo que estaba a la vez lejos y muy cerca.

Eran otros tiempos, los que escrib√≠amos en blog √©ramos relativamente pocos (aquello que llam√°bamos la blogosfera), y muchos y muchas nos conoc√≠amos en persona porque hac√≠amos por encontrarnos tambi√©n en el mundo 1.0 y ponernos cara. Porque eran muchas horas de leernos, escribirnos, decirnos, e incluso amarnos. Nos cog√≠amos cari√Īo. Si algo pasaba, nos pregunt√°bamos. A partir de las 3 de la ma√Īana (lo que nosotros llam√°bamos la hora bruja), en el irc, nos cont√°bamos intimidades, vivencias, preocupaciones, y dej√°bamos bajadas esas defensas que todos tenemos para ser un poco m√°s vulnerables.

Muchos y muchas nos conocimos gracias a internet. Muchos de mis amigos actuales han aparecido por internet. Algunos de los antiguos, del irc. Con algunos despu√©s hasta he montado Salones Manga. A Moi lo conoc√≠ jugando a League of Legends. A Fran lo conoc√≠ en Badoo, y quedamos por primera vez en persona despu√©s de cruzar 1723 palabras (un detalle que recuerdo porque me regal√≥ todas nuestras conversaciones, encuadernadas, en nuestro primer aniversario). Otros son del Telegram de Pok√©mon Go. Un par de ellos, en Grindr. A otros, en quedadas de TwittSev y TwittMad, donde los que interactu√°bamos por Twitter nos pon√≠amos cara. Todav√≠a cuando alguno de ellos me manda un mensaje privado se me pone una sonrisa en la cara y me preguntan en casa si me est√° escribiendo el novio ?. Porque las redes en realidad son una herramienta de comunicaci√≥n. Una herramienta que nos ayuda a tener cerca a todos aquellos que no tenemos justo al lado cuando a nosotros nos gustar√≠a, pero que nos permite saber de ellos a trav√©s de perfiles, estados, historias… Que nos permite no perder el contacto. Que nos permite hablar a diario con la familia aunque est√© lejos. Organizarnos. Querernos. Pero no por ello elimina la necesidad de, cuando tienes una verdadera relaci√≥n de apego con alguien, querer volcarla al 1.0.

Ya no recuerdo ni c√≥mo ni cu√°ndo ocurri√≥ (quien me conoce sabe que sigo sin tener bien la percepci√≥n temporal), pero tambi√©n un peque√Īo grupo de amigas (lo escribo en femenino porque son mayor√≠a) surgi√≥ en un momento dado porque todas segu√≠amos a La Sirenita. De ah√≠ mantengo y conservo tambi√©n muy buenas amistades, que hacemos por vernos siempre que podemos y que hablamos a diario, y que hemos pasado muy buenos ratos. Gente con la que incluso trabajo a d√≠a de hoy y estoy montando proyectos a futuro. Porque las cosas son siempre un poco distintas una vez que te conoces en persona. Y mira, algo bueno ten√≠a que tener todo esto.

La Sirenita

La Sirenita apareci√≥ en nuestras vidas hace mucho, casi a principios de siglo. Ya ni recuerdo c√≥mo. S√≠ recuerdo que escrib√≠amos de forma asidua en los comentarios del blog de la Etxebarr√≠a, ese que casi cerr√≥ despu√©s de un art√≠culo que colg√≥ diciendo que iba a hacer una entrevista y que qu√© le preguntaba al susodicho (¬ŅJos√© Coronado?), aparte de c√≥mo iba su tracto intestinal porque anunciaba yogures. Escribi√≥ un segundo art√≠culo diciendo que le hab√≠an cancelado la entrevista, y empez√≥ a entender el poder de las redes ?. Y tambi√©n recuerdo que a partir de los comentarios del blog de la Etxe (que eran pr√°cticamente un foro) le√≠amos los blogs de los dem√°s. Recuerdo con cari√Īo tambi√©n a un chico de Murcia que viv√≠a unas aventuras curiosas. Pero todo eso ocurri√≥ en mi bloque anterior de memoria, as√≠ que tengo muchas cosas confusas.

La Sirenita se presentó a un concurso de blogs. Muchos y muchas, que ya nos conocíamos en persona, sospechábamos qué había detrás de su blog, pero con su presentación al concurso lo confirmó. Su presencia en la red, en el blog, era su alter ego. Era una figura que utilizaba para ser irreverente, descarada, y sin filtro. De la entrevista que dio en aquella época podemos quedarnos con estas perlas:

Nuestro desdoblamiento de humanos a personajes de comic y viceversa. No te imaginas la libertad para ser canalla que te da eso.

Como somos dos enfermos, directamente nos metemos con TODO. Lo m√°s sano de todo es no meterse con nadie y escribir sobre gatitos o sobre lo que has hecho el finde con tu cu√Īado pepeluis. Pero como nosotros somos dos enfermos, olvidamos ese tipo de cosas y directamente nos metemos con TODO. 

Pero hay dos que se llevan la palma. Y son estas dos. La primera:

Ser blogger es un poco triste porque aunque te sientas m√°s importante, no te sirve absolutamente para nada. Como vas de inc√≥gnito por la vida, est√°s obligado a dejar el trajecito de blogger en la cabina y saludar a tu portera como cada ma√Īana vestido de Clark Kent. 

Y esta √ļltima, que es tambi√©n de 2007. Ojal√° se haya dado cuenta ya.

Olvidamos que el h√°bito no hace al monje, igual que el poner una cursilada con muchos unicornios no te hace poeta y, desde luego, tener muchas personas que te lean a diario no te convierte en escritor

La Sirenita nunca entendi√≥ que s√≥lo ella y un par m√°s iban de inc√≥gnito. El resto cont√°bamos, con m√°s o menos gracia, cosas de nuestro entorno, de nuestra vida diaria, de nuestras preocupaciones, viajes, trabajo… √Čramos (y somos) personas reales.

Despu√©s de un tiempo de blog, se cerraron los comentarios. ¬ŅPor qu√©? ¬ŅQuiz√° porque nos escrib√≠amos de un blog a otro cit√°ndonos? Nah, en su caso no, porque nunca interactuaba con nadie en la vida real. Lo hizo porque le agobiaban y le quitaban tiempo (y ya hab√≠a quien empezaba a cuestionar cosas). As√≠ que el blog se qued√≥ sin lo m√°s importante de un blog: la conversaci√≥n. Y se qued√≥ pelado como bloc de notas donde uno pierde toda la potencia de la interactividad.

Pero llegó Twitter. ¡Sí! ¡Hazte un Twitter! Seguro que te gusta. Así podrás interactuar con tus lectoras.
Maldita idea. La Sirenita evolucion√≥ a Mosquito y… la que ha liado el mosquito.

La historia personal

Ahora es cuando las nuevas os part√≠s la caja (y con raz√≥n). En 2005 pasaron cosas y perd√≠ la memoria. Por completo. Volver a pisar el mundo no fue f√°cil, y durante un primer tiempo, por razones que pod√©is suponer obvias, s√≥lo me relacionaba con gente de mi entorno ya existente. Ellos, los m√©dicos, y una psic√≥loga cl√≠nica. Y en esos momentos, f√≠jate t√ļ, tienes dudas est√ļpidas. ¬ŅY si despu√©s de todo esto me he quedado medio tonto (chiste f√°cil que me har√°n ma√Īana) y todo el mundo me est√° tratando en plan normal para normalizarlo? ¬ŅQu√© hago para descubrir qu√© es verdad?

Pues mirad qu√© cosa m√°s est√ļpida. En Perdidos la forma de encontrarse fue encontrar un ancla. Como en Inception. Y yo busqu√© mi ancla. Alguien que hubiera interactuado en el pasado conmigo, no supiera nada de lo que hab√≠a pasado, y que interactuara conmigo de forma normal de nuevo. Ya lo hab√©is adivinado seguro. Mi ancla, ni m√°s ni menos, fue La Sirenita.

Un cruce de correos emotivo, un toma mi teléfono para lo que te haga falta, un par de me tienes aquí para lo que necesites, de verdad, y supongo ahora a posteriori que una hinchada de ego de las que hacen época.

Todo eso pas√≥ en… 2005. Las interacciones no pararon. La vida segu√≠a. Y llegaron Twitter y Telegram. A Fran le hab√≠a hablado infinito del personaje. Eran muchos a√Īos conoci√©ndonos (qu√© iluso, de verdad). Y con el Mosquito habl√© mucho por Telegram. Y por Twitter. Grupos a 4, las dos parejas. Habl√°bamos de todo. De viajes, de ilusiones, del d√≠a a d√≠a, de mascotas… Muchas fotos nuestras y de nuestros enanos, y en tantos a√Īos s√≥lo 2 de sus perros. Fran a veces sospechaba. Y yo, est√ļpido, le dec√≠a bueno, sabes que es una persona importante para m√≠, y si es tan cr√≠ptico es porque algo querr√° esconder. Ya sabes. Est√° enfermo, lo ha pasado mal… Es medio normal. No pasa nada si se lo respetamos.

√Čl medio normal, y yo medio subnormal. O entero. Durante a√Īos, incluso cuando Fran estuvo en el hospital, o un par de veces que me toc√≥ a m√≠, est√°bamos pendientes del m√≥vil, de hablar con su marido. No est√° bien. Est√° siendo dif√≠cil. Operaciones, l√≠quido en el cerebro, c√°ncer, tiene que hacerle otro chequeo, le vuelve a operar… Ni s√© cu√°nto nos habremos preocupado por esta supuesta familia. Tampoco s√© la de veces que hemos intentado quedar con ellos. En alguna ocasi√≥n, casi nos hab√≠amos cruzado. Otras, hab√≠amos ido a Madrid para verlos, y ellos estaban en Barcelona porque no le hab√≠an dado el alta. Tantas y tantas y tantas veces…

Pero las enfermedades no lo eran todo. Con sus adopciones (je) fue muy parecido. En aquella √©poca, Fran, Educador Social y TASOC, y yo, scout con muchos a√Īos con ni√Īos Asperger (ahora TEA), no paramos de recomendarle cosas para la adopci√≥n de Pedro. Sufrimos en casa una vez, y de viaje otra cuando todav√≠a no hab√≠a roaming e √≠bamos buscando wifis abiertas y cafeter√≠as, crisis de Pedro en las que intentamos ayudar para que se solucionaran y est√°bamos pendientes del m√≥vil y los mensajes en todo momento. De verdad. Miras ahora para atr√°s, y se deben haber re√≠do a nuestra costa a pleno pulm√≥n.

Alguien comentaba tambi√©n en el foro que Esto no es Amar en tiempos revueltos, no te vas a un hospicio, te gusta la sonrisa de una ni√Īa, y te la llevas puesta. Hoy d√≠a conozco los procesos de acogida y adopci√≥n m√°s de cerca, y el invent grita a pulm√≥n lleno. Pero entonces no lo vimos. Est√°bamos centrados, perdiendo nuestro (poco) tiempo, en ayudar a una familia que cre√≠amos cercana y que pens√°bamos que necesitaba nuestra ayuda. C√≥mo se rieron de nosotros.

El desenlace

Twitter es traicionero. Y la gente m√°s a√ļn. Un par de veces la gente pregunt√≥ m√°s de la cuenta (que oye, que es normal que pase cuando cuentas tu vida con pelos y se√Īales ‚Äďy lo de los pelos es literal‚Äď) y el Mosqui salt√≥ diciendo que qui√©n se hab√≠an cre√≠do que eran. Nadie pod√≠a opinar sobre sus vidas sin su permiso. Ni intentar meterse. Ni darles lecciones de moralidad. Ni siquiera su opini√≥n.
En aquella √©poca aquello deriv√≥ en un candadito ?, pero hoy en d√≠a deriva en bloqueo directo. Porque en twitter, t√ļ eliges qu√© leer. Y qui√©n te lee. Y quien pueda llevarte la contraria, pues no interesa.

Esto lleva de t√≠tulo el desenlace, pero bien podr√≠a tener de t√≠tulo la debacle. No voy a hablaros mucho de las palmers, las elegidas por el SerdeLuz‚ĄĘ (es la siguiente digievoluci√≥n de Mosquito) para seguirle. Son personas que han demostrado que pensar es algo que s√≥lo se hace un par de d√≠as al mes (lo siento, es lo que demostr√°is). Imaginad. Hubo un momento hace unos veranos que quisimos hacer viral una foto de una playa sucia que subi√≥ el Mosqui (ya ves t√ļ, prometi√≥ fotos ‚Äďfalsas, obviamente‚Äď si lleg√°bamos a los 20k). Con los retuiteos, y despu√©s de ponerlo tambi√©n en Facebook, apareci√≥ el autor original de la foto. Hab√≠a puesto la foto dos horas antes que √©l en Twitter. Y todas las palmers saltaron al cuello del autor original dici√©ndole que borrara la foto porque la del Mosqui era la que val√≠a. Y si segu√≠s su twitter (despu√©s de a√Īos lo he vuelto a leer, pero leo s√≥lo los destacados que se publican en los foros), de vez en cuando suelta alguna barbaridad, y tengo el convencimiento de que lo hace para testear hasta qu√© punto las palmeras le siguen de forma incondicional. A veces da mucha verg√ľenza ajena lo que llegan a defender. Y de verdad, como alguien hab√≠a compartido ya por el foro, yo todo esto me lo imagino as√≠:

Pero si Twitter es traicionero, Telegram lo es a√ļn m√°s. Aunque tuvi√©ramos claro que Mosquito era un personaje, nos cre√≠mos que la interacci√≥n a trav√©s de mensajes privados, en grupos, las dos parejas, por Telegram… nos creimos que esa s√≠ era real. Que aunque siguieran detr√°s de su peque√Īa m√°scara, est√°bamos hablando con las personas reales detr√°s de las cuentas. Qu√© error m√°s imb√©cil.

Me est√° costando escribir esta parte por m√ļltiples razones. Me dejo montones de historias y de detalles. De eso que podemos llamar, en general, estafa emocional, pero que no est√° penado.

Por Twitter conoc√©is la historia del blog. Es anecd√≥tica. Durante a√Īos le insist√≠ en que dejara blogspot y se hiciera un WordPress en servidor propio, para que el contenido fuera suyo y √©l lo controlara. A los a√Īos, me hizo caso. Me ofrec√≠ a llev√°rselo todo, obviamente. Dominio, hosting y todo. Lo hice durante un tiempo. Un amigo suyo me escribi√≥ para decirme que quer√≠a que fuera un regalo compartido, y que quer√≠a pagar la mitad. Me mand√≥ los datos de la factura. Se la envi√©. La pag√≥. Hace unos meses me pidi√≥ que le pasara todo a unos amigos suyos de una empresa que se dedica a WordPress. Hice copias de seguridad, y se lo pas√© todo. Hoy ya no tenemos relaci√≥n comercial. S√≥lo nombres, apellidos, DNIs, direcciones, contactos, y empresas que sirven para tirar hilos y enlazar cosas.

Pero cuando mi vida cambi√≥, el Mosquito estaba ah√≠. Imaginad. Fran pens√≥ much√≠simas veces que si el Mosquito llevaba con un c√°ncer con tantas complicaciones desde los 14, que no paraba de reaparecer, estaba bien, por qu√© no √©l. Ese grupo de Telegram, que entonces y ahora estaba y est√° lleno de amigos muy cercanos y de confianza, lo compart√≠amos tambi√©n con √©l. En ese grupo me vieron sufrir y llorar. Los tuve de apoyo. Me vieron caer y llorar. Y desesperarme. Fueron una parte importante para seguir adelante. Pero ahora, con perspectiva, puedo decir que Mosquito… digamos que se divirti√≥. S√≠, me dedic√≥ un art√≠culo en su blog. El dolor no se va. No, no se va. Aprendes a vivir con √©l. Cuesta. Llevo dos a√Īos y medio, y tengo claro que todav√≠a no he sido capaz de superar la fase de duelo, por diversas razones. Que al mes y poco de haberme quedado solo intentara psicoanalizarme para su proyecto final de Psicolog√≠a no ayud√≥. Que cada palabra que dijera se la tomara por alguna raz√≥n como un ataque personal, tampoco. De nuevo, ahora con perspectiva nos suena a que quer√≠a cortar relaci√≥n conmigo de ra√≠z por alguna raz√≥n. Una persona desesperada, como yo en aquel momento, supongo que ser√≠a capaz de muchas cosas.

El d√≠a en el que termin√≥ de enfadarse conmigo fue meses despu√©s de haberme quedado solo. Cont√© en mi grupo de confianza (16 personas, todas reales menos √©l ‚Äďcreo, ya no me f√≠o‚Äď), que hab√≠a tenido una relaci√≥n sexual. En aquella situaci√≥n, todo un logro y un avance. Todos los del grupo sab√≠an que Fran y yo sab√≠amos cu√°les eran nuestros estados de salud, y hab√≠amos quedado que el quedara en pie ten√≠a que seguir adelante lo antes posible y a toda m√°quina. No fue f√°cil. Y lo compart√≠ con mi grupo de amigos.
Los mensajes privados a los dem√°s diciendo de todo porque no respetaba el luto, y qu√© clase de persona era si hac√≠a eso (ojo, dicho por el que sustituye gatos en dos horas) se extendieron. Mosquito, lo siento. Despu√©s de eso creer que eres hombre y gay… no cuela.
Su mensaje final fue mucho mejor. Ya no estaba en el grupo, pero le√≠a todo lo que se escrib√≠a en √©l porque se lo pasaban (o ten√≠a m√°s identidades ?‚Äć‚ôāÔłŹ). Y su despedida fue, literal, alguien que comparte esa informaci√≥n demuestra carencias emocionales graves. Pero vamos a ver, vamos a incluir aqu√≠ un facepalm, por favor ?‚Äć‚ôāÔłŹ. Si despu√©s de 5 meses de haber perdido a mi pareja, de la forma en la que pas√≥, y c√≥mo de unidos est√°bamos, no tengo carencias emocionales graves, a lo mejor es que estoy un pel√≠n muerto por dentro. Pero que me lo diga quien radia los polvos en plan Minuto y resultado en Twitter y en el blog (y que hace un rato se ha puesto a escribir por Twitter que hoy vuelve el marido que qu√© bien que toca sexo)… pues s√≥lo nos demuestra que gran parte de su vida es una mentira m√°s.

Creedme, habría sido feliz sin más mosquitos en mi vida. Pero el otro día pasó algo. Pasó que tengo una cuenta de control, y Hacienda la mira al milímetro. Y me envió cosas de un trimestre que no estaban correctas. Entre ellas, una factura que yo había presentado pero la contraparte no. Esa factura era la de su blog. Esa que su amigo quería pagar a medias. Me daba un poco igual, la verdad. Yo justifico mi parte y a tomar por saco, problema suyo. Pero me dio por comprobarla. Esa factura vino en un correo que me envió alguien ajeno a todo 12 días después de haber incinerado a Fran. Y la dirección de los datos para la factura llevan a esto.

Y me vais a perdonar, pero esto mosquea. Mucho. Con la informaci√≥n del foro y la que ya ten√≠a, seguir la pista no era dif√≠cil. Quien envi√≥ el correo y era ajeno a todo (o eso quise creer en su momento) no lo es tanto. Vive bajo su mismo techo. Es la prueba definitiva de que han estado ri√©ndose en tu cara durante a√Īos, y que se han tomado a co√Īa absolutamente todo lo que te ha pasado. 12 d√≠as despu√©s, y te pones a seguir con tus estupideces y absurdeces. Te dir√≠a que hay que tenerlos muy gordos, pero no. Despu√©s de casi 20 a√Īos, y con familia, deber√≠as hacerle caso a todas las que te lo han dicho ya: busca ayuda profesional. Esto no es divertido. Es que no est√°s bien.

Ya lo comentaron en el foro. Pizarra, y a unir los puntos. Que casi todo lo que publicaba era falso ya lo sab√≠amos. En un flickr aparecieron casi todas las fotos que usaba. Y tambi√©n que muchas de sus ilustraciones eran robadas y modificadas. Unas fotos despu√©s, un alguien a quien no le importa que le roben y usen el trabajo, una casa con n√≠speros, un nombre que ser√≠a una casualidad de uno entre mil millones, y un une los puntos, y ah√≠ est√°s. Qui√©n lo dir√≠a. Sabes de sobra que no se te puede acusar de estafa emocional. Ir a tu casa tampoco servir√≠a de nada. ¬ŅQu√© ibas a hacer? Mirarme de arriba a abajo y gritar hacia adentro ¬ę¬°Eh, M, baja, mira la cara del pardillo al que hemos estado enga√Īando durante a√Īos!¬Ľ y hartarte de re√≠r en mi cara.

En esta historia no hay me pide me perdona. Hay da√Īo ya hecho, y una parte importante para m√≠, irreparable. Tambi√©n para otras, a las que has dejado tiradas en m√ļltiples ocasiones con la maleta preparada en la puerta para acompa√Īaros, o ayudaros, en tantos momentos. Tampoco hay historia m√°s all√° de que cada vez m√°s gente sepa qui√©n eres y qu√© haces. Pero s√≠ hay algo que quiero dedicarte. Para ti, para que sigas ri√©ndote de todo. Aqu√≠ tienes esta canci√≥n.

P.S.: S√≠, durante a√Īos alguien me/nos ha hecho creer que era real, hemos creado un v√≠nculo de amistad y hemos sido emp√°ticos hasta el punto de estar muy preocupados por la salud de otros. Supongo que los peligros de internet. Y de haber dejado que todo esto se haya hecho bola. Un scam/catfish en toda regla. Espero que no le pase a nadie m√°s en el futuro.

P.S.2: Escrito en femenino porque son mayoría de lectoras.