Pegatinas y Oscuros

Hay días que son raros. Días en los que te das cuenta de que en la semana anterior has estado haciendo cosas muy raras. Y que ayer terminaste en una charla de Microsoft, con Ricardo Varela haciendo de animador mientras que preparaban los portátiles, haciendo más perritos.

Días en los que te sientas a hablar con un amigo, y decides que ya es hora de cambiar unas cuantas cosas, y empiezas por el pelo.

Días en los que paseas por el parque, y notas que alguien te sigue. Espías un poco y ves a un señor de avanzada edad. Después de dar dos vueltas disuasorias, continúa siguiéndote.
– Ehm… perdone. ¿Me está siguiendo?
– Sí. ¿No se nota?
(Silencio de ¿y ahora qué?)
– Ehm… ¿por qué me está siguiendo?
– ¿No es… evidente?
– Humm… me parece que se está usté equivocando.
– (Sonrisa picarona) Tú pon un precio.

Días en los que Microsoft está dispuesto a pagar a quien utilice MSN como buscador (vía DiarioTI).

Ayer Otto conoció a los minigóticos. Éstos en concreto muy pronto evolucionarán. ¿En qué? Vamos con más definiciones. (Después de ésto fundo la RaveNPedia (y no es que esté loco, es que ya hay una Lostpedia)).

Define: Pegatina.

En el entorno de los minigóticos no hay unicamente minigóticos. Aunque los englobemos dentro del mismo nombre y bajo el mismo epígrafe, hay muchos bakalas y heavys, aparte de otras subrazas humanas (y no-humanas, como l@s semiorcos).
Al llegar a la edad de 17, y tener que pensar en como seguir con sus vidas, nos encontramos con distintas vertientes. Una de las más comunes es la que estamos definiendo: Pegatina.

Un pegatina, por definición, es alguien a quien no le interesa en absoluto lo que significa ser gótico. Se cree gótico porque se ha leído algún tutorial e intenta imitar a sus amigos. Ésto ocurre porque normalmente son sus *únicos* amigos y no quiere desentonar con ellos, ni quiere sentirse fuera del grupo. Mientras que los minigóticos son un grupo heterogéneo, cuando abandonan ese estado para digievolucionar se convierten en un grupo más cerrado en todos los aspectos.

Uno de los tutoriales más utilizados por los pegatinas es el de cómo ser gótico en 5 pasos. Es muy utilizado porque, como veremos en la definición de Nuevo gótico (los que no se convierten ni en Pegatinas ni en Oscuros), es uno de los manuales básicos de vestimenta para las chicas.

¿Por qué los nuevos góticos aceptan a esta gente a su alrededor? No es porque hayan sido como uña y carne durante su época de minigóticos. No, no, ni mucho menos. Es por lo siguiente, y cito:

Eres misántropo. Si no, que se lo pregunten a los 110 contactos que tienes en tu agenda de tu móvil. Pero claro, necesitas rodearte de patanes para comprobar lo angustiosa que es su mediocridad y lo lejos que estás tú de ella. […]

Al contrario que los Nuevos góticos, que más tarde definiremos, los Pegatinas suelen ser heteros (y sólo heteros) con un grado de mediocridad aceptable, u homosexuales que están buscando el amor de alguno de los Nuevos góticos.

Los Pegatinas no tienen relaciones entre ellos, pues el grado de entropía de mediocridad resultante de su unión provocaría la destrucción inmediata del Universo (vía La Gran Guía).

Como último apunte, decir que los Pegatinas son fácilmente reconocibles por sus atrocidades a la hora de vestir. En un intento de parecerse a sus nuevos ídolos hacen barbaridades tales como agujerearse la cara de forma asimétrica, depilarse mal las cejas, o ¡no combinar bien la ropa!
Un Pegatina no cambiará demasiado su forma de vestir a lo largo del tiempo, ya que los Nuevos góticos no compartirán secretos de tocador con ellos (ya que bajaría su grado de mediocridad). Este efecto es mucho más brutal en las mujeres, que pueden llegar a ser muy crueles.

3 thoughts on “Pegatinas y Oscuros

Leave a Reply