Categorías
Personales

Oído al pasar

Una ciudad en la que la forma más rápida de llegar a cualquier sitio es coger una bici, es una ciudad mal diseñada.

Fuf… con la de tiempo que lleva hirviéndome la sangre porque tenemos una ciudad saturada de coches y no podemos quejarnos porque el transporte público es de risa. Y, para rematar, caro.

Esta mañana hemos hecho una cuenta sencilla. Somos dos personas para ir a la oficina. Imaginemos que no tenemos bonobús, y que para llegar a nuestro destino tenemos que hacer transbordo. Tenemos en cuenta que en nuestra ciudad no se permite el transbordo con billete univiaje (porque para eso es univiaje) y no existe un billete multiviaje o billete con transbordo. Por tanto, debemos adquirir dos billetes cada uno, lo que asciende a => 4 x 1,20 € = 4,80 €.

Debemos tener en cuenta también que el autobús nos deja a una distancia de 1,1Km (según Google Maps) de nuestro destino. Por lo que, con esta situación, quizá lo más práctico es hacer uso del taxi, que a esas horas y sin tráfico tardaría relativamente poco tiempo y saldría barato, pero que en nuestro caso nos haría caer en uno o dos atascos que prolongarían nuestra estancia en el vehículo durante no menos de 15 minutos, lo que haría que el precio subiera y ya no fuera rentable (recordemos que los taxis tarifican por recorrido y por tiempo).

La tercera opción es hacer uso del carril bici (con bici propia, se entiende –las bicis de sevici no gozan de demasiada buena salud–) y llegar a casi cualquier destino antes de lo haga cualquier transporte público.

Por cierto, ya aprovechando, voy a hacer unas fotillos este fin de semana. Es de vergüenza que en las marquesinas de los autobuses tengamos mapas de Diciembre de 2006. Cualquiera que pase por nuestra ciudad e intente coger un autobús no va a tener ni idea de cómo llegar a ningún sitio. Ni siquiera va a encontrar las paradas principales y las cabeceras de las líneas.

Muchas veces Sevilla roza el patetismo.

Por Rafa Poveda

Rafa Poveda es un evangelista del software libre y en concreto de WordPress, software con el que lleva trabajando desde 2007.
Actualmente es CTO de MyTinySecrets LTD y Jefe de proyectos en Pixelated Heart, donde enseña a otras compañías a comunicarse y a tener una presencia online utilizando WordPress como su herramienta principal. También trabaja enseñando WordPress dando clases en masters y cursos in-company para desarrolladores.

7 respuestas a «Oído al pasar»

1º El blog te ha quedado de arte. En serio, me encanta el diseño.

2º No me extraña, teniendo el gobierno municipal que tenemos. Ojo, y no hablo de siglas de partidos, sino de nombres propios. Son unos inútiles. Lo que no me explico es cómo pueden seguir ahí.

Primero, gracias 🙂

Si siguen ahí es porque la gente les vota (me excluyo, todavía voto en Jerez). La gente también tiene que hacer un pequeño examen de conciencia…

De acuerdo contigo en todo pero al menos el tren de cercanías sí funciona algo mejor y no pilla atascos aunque los precios son igual de abusivos, los retrasos son habituales y cuando caen trombas de agua cortan la línea.

Y lo que dices respecto a los mapas, hoy justamente he cogido el 28 (antiguo 70). Me ha dado por mirar el mapa de la parada y aún consta como 70. De vergüenza, vamos.

Las mejores ciudades son las que tienen planos ortogonales (ej: Barcelona). Coge un plano ortogonal y coge un plano de Sevilla, completamente irregular, y verás que Sevilla es una ciudad mal diseñada desde sus orígenes (exceptuaremos la época romana, que los romanos de calzadas y trazados entendieron un rato).

Además, la mala gestión municipal hace el resto en cuanto a transporte público y demás, que es un verdadero desastre.

Brero, para un Alcosano de pro que el 28 todavía conste como 70 es un punto a favor de los antiguos mapas ;).

Raven, se lo tengo que preguntar a mi padre, pero creo que una de las variables de tarificación del taxi es la velocidad.

@Zapat desastroso, sí.

@brero en lo del 70 estoy de acuerdo. Es el que nos llevaba a la Q 😛

@enhiro gracias 🙂 tengo curiosidad por saber cómo a veces los número suben más rápido sin saber por qué (aparte de los complementos, claro).

Deja un comentario