Categorías
Personales

Qué bonito es perder el tiempo

Time MachineCuando intentas optimizar tu tiempo siempre ocurre todo lo contrario: el universo se confabula para que las cosas ocurran justamente al revés.

Esta mañana he dejado todo encendido para poder empezar a trabajar prontito y tenerlo todo en su sitio. ¡Error! No, las cosas no se hacen así. Nunca más. Porque si lo dejas todo preparadito para cuando vuelvas, Murphy habrá hecho de las suyas y todo estará al revés. Porque sí, amigos. Cuando llegas tu ordenador está apagado.

No está apagado sólo tu ordenador. Hace tiempo conseguí ganar la batalla de las pantallas: cuando se limpia, no se les pasa una bayeta húmeda por encima. Ahora, al parecer, tengo que ganar otra batalla. Porque la regleta tiene un botón. Y ese botón lo pulsamos para limpiarlo, claro está. Resultado:

  • Al llegar, lo primero que hay que hacer es un recover. Coda intentará abrir todo lo que tenía abierto, al igual que Firefox, Chrome y Mail. Coda abrirá copias de lo que estaba abierto en servidor, y los otros tres se morirán de asco. Porque no hay conexión a internet.
  • Hay que guardar todo lo que interese. El Mac Mini no tiene red. Esto es un estándar cuando se va la luz o se le corta la corriente. Hay que reiniciarlo dos veces para que se resetee el Airport y vuelva a funcionar y a encontrar redes. Por supuesto, todo el historial de 8 horas de trabajo con Coda, que interesaba, se ha ido a por pipas. El Ctrl-Z de toda la mañana, perdido.
  • Hay que reiniciar el Airport Express. Esto es un sí o sí. El aparato es así de caprichoso. Había conseguido que rulara de un tirón desde el martes de la semana pasada, que me tiré cerca de 45 minutos configurándolo en condiciones (para eso se viene uno temprano a la oficina, para perder el tiempo con aparatejos que no funcionan como deben). En cuanto se desconecta de la corriente, a por pipas también.
  • ¡El Time Machine! Me pasó con el equipo portátil, así que os aviso. Si os quedáis sin corriente en medio de una actualización lo siguiente es formatear el disco, perdiendo todas las copias de seguridad, y volver a empezar. Teniendo un 5% de posibilidades de caer en esa franja, habría sido también mala suerte.

Total, que me estoy quedando sin clips (necesarios para resetear el Airport Express), he perdido una hora, y os habéis ganado un artículo.

Lo peor de todo es que tengo encargado por el $boss desde hace unos dos meses comprar un SAI. De mañana no pasa.

Por Rafa Poveda

Rafa Poveda es un evangelista del software libre y en concreto de WordPress, software con el que lleva trabajando desde 2007.
Actualmente es CTO de MyTinySecrets LTD y Jefe de proyectos en Pixelated Heart, donde enseña a otras compañías a comunicarse y a tener una presencia online utilizando WordPress como su herramienta principal. También trabaja enseñando WordPress dando clases en masters y cursos in-company para desarrolladores.

2 respuestas a «Qué bonito es perder el tiempo»

Responder a Luis Rull Cancelar respuesta