7

Llevo como media hora dando vueltas y vueltas por internet sin conseguir absolutamente nada. Buscando algo que probablemente ya no estará en la red. O que nunca estuvo. Porque no lo recuerdo.

Y es que hoy ha sido un día diferente. Después de la cena de hermanamiento de asociaciones de la ETSII de anoche (de la que ya hablaremos y seguro habrán hablado ya mis compañeros), hoy el día se despertaba diferente. Después de dos años hoy volvía a mis antiguas actividades.

11:30 de la mañana. Una hora cualquiera para muchos. Para otros, hora de estar durmiendo todavía. Para mí, el momento de reencontrarme de lleno con el escultismo, con los valores, con la adolescencia, con la ilusión. Momento de llegar y entrar de nuevo, y empaparme de sus ilusiones. Un día 7, llevando la primera reunión de la nueva ronda. Empezando a convivir con ellos, enseñándoles que la vida no es fácil, que no es bonita, que no es un camino de rosas. Y viendo a la vez que no les importa, porque están juntos. Que tienen proyectos, y que van a intentar realizarlos. Unos pocos saldrán. Muchos no. Pero aprenderán de cada paso en falso, y se apoyarán los unos en los otros para seguir adelante.

Quizá la esculta no se vea desde fuera como la mejor rama. Son las edades más conflictivas, de 14 a 17 años. Y ellos son, a la vez, dependientes e independientes. Dependientes de un guía, independientes para realizar su trabajo solos. Quizá esa sea la magia. La maravilla. El cómo, a veces, te sientes sólo como un compañero de juegos. Sentado, observándolos. Sólo les puedes ofrecer tu corta experiencia. Observarles mientras que corren hacia sus objetivos. Saltando los obstáculos, y sin dejar que nada ni nadie les frene.

Siéntate bajo este arbol conmigo, hermano scout. Obsérvalos. Mira de lo que son capaces. Es uno de esos pequeños momentos en los que se te encoge todo y te vienen las lágrimas a los ojos. Orgulloso. Eliminan los tópicos. El desastre de la sociedad. Y casi te convierten en mejor persona. Porque abren una puerta a la esperanza. A la vida. Al futuro.
Siéntate conmigo. Siéntete orgulloso. Pero sobre todo honrado y feliz, porque te están permitiendo compartirlo con ellos.

________

Un día 7 como el de hoy se merece mucho. Entre otras cosas, un nuevo diseño.

Está basado (MUY basado) en el Rudd-O de Manuel Amador, orangizado y castellanizado (y re-codificado, el sistema de comentarios está re-hecho) por un servidor.

La imagen que acompaña al blog es la misma que en el antiguo diseño. Esta vez os voy a presentar al autor, amigo cibernético y cuasi-personal, en el próximo artículo.

P.D.: Lo que andaba buscando era la carta modelo de Opción Ruta que apareció publicada en el año 98 o el 99 en la revista Kraal. Si alguien las encuentra o las tiene cerca, que por favor me avise.

2 thoughts on “7

Leave a Reply