NWN2: Noyvern ReDuX

Por fin está en la calle.

NeverWinter Nights 2

Sé que para muchos es sólo un juego. Éste, aunque no lo jugaré todavía, para mí es algo más.

nwn2.jpg

Hace un tiempecillo, unos años ya, me puse a jugar con el Aurora, el creador de mundos para NeverWinter Nights.
Después de un tiempecillo, un correo llegó al Thunderbird (por aquella época usaba Windows/Linux todavía) y me ofrecieron, como programador de Shattered Realms y Final Realms, que echara una mano en la segunda expansión: Neverwinter Nights: Hordas de la Infraoscuridad y en su traducción al español.

Puedo decir sin equivocarme que he echado más horas trabajando y jugando a Neverwinter Nights que a cualquier otro juego en toda mi vida (incluyendo el Quasimodo para Sinclair ZX Spectrum + y el propio Shattered Realms).

atari-neverwinter-nights-2-pc.jpg

Pero le tengo un cariño más especial aún. No sólo por ser de Atari (que ya es mucho). Sino porque siempre ha sido un acompañante fiel en los peores momentos, y porque en un momento determinado me ayudó a superarme.

Estando en el hospital, al segundo o tercer día de ser consciente de que era yo, mi hermana me prestó el portátil. Con el Never instalado, por supuesto.
Me puse manos a la obra. Abrí el juego, recuperé una partida antigua, preparé el personaje, y empecé a jugar. Lo primero que tenía que hacer era salir de la habitación en la que estaba. Una habitación cuadrada con una puerta en la pared sur.
Después de cuatro minutos sin conseguir salir, cerré la pantalla del portátil

neverwinter_nights2.jpg

Era de suponer que iba a tener mil y un efectos secundarios. De hecho, ahora tocaba explorar el mundo, y ver qué pasaba. Qué funcionaba bien, qué no…
Primera conclusión: la lateralidad se había ido a tomar viento.

Dos días tardé, mañana y tarde liado, en hacer que el muñequito fuera para donde yo quería. ¡Primera prueba superada!

Si le tenía cariño al juego, después de eso le tengo mucho más.

922154_20060810_screen004.jpg

Larga vida al NeverWinter Nights.

Leave a Reply