El engaño de Cajasol

Llevan años (¡años!) vendiéndonos la fusión de El Monte y Caja San Fernando por estas tierras. Y nada más lejos de la realidad. La fusión, tan cacareada, nunca ha sido realidad.

El ejemplo, esta semana. Tarjeta caducada. Te llega la nueva tarjeta, y haces lo mismo de siempre (esto es, ir a un cajero, meter la tarjeta antigua, que te diga que está caducada, que se la trague, y meter la nueva). Pues…

Cajero 1: Su tarjeta está caducada. Con la nueva: su tarjeta no está activada.

Cajero 2: Su tarjeta está caducada. Con la nueva: su tarjeta no está activada.

Oficina de Cajasol: Ah… esto… es que esto es una tarjeta de la Caja San Fernando. Tienes que ir allí a que te la activen. Nosotros, aquí, no podemos.

Cajero 3 (antiguo Caja San Fernando, de los que menos hay en Sevilla –comparándolo con los Montes, que eran como setas–): ¿Desea renovar su tarjeta? Se la traga, y me activa la nueva.

¿Por qué hay Cajasoles distintos? ¿Por que siguen teniendo, a pesar de la unión, clientes de primera y segunda categoría? ¿Por qué en El Monte te tratan de de otra forma si eres de la antigua Caja?

¿Cuál es la diferencia?

Y, lo más importante. ¿Por qué nos marean tanto?

P.S.: Iba a poner que la carta mentía, pero lo pone bien claro:

Realice operatoria de Renovación de tarjeta en el cajero automático de su oficina, iniciando la operación con su tarjeta antigua.

Por Rafa Poveda

Rafa Poveda es un evangelista del software libre y en concreto de WordPress, software con el que lleva trabajando desde 2007.
Actualmente es CTO de MyTinySecrets LTD y Jefe de proyectos en Pixelated Heart, donde enseña a otras compañías a comunicarse y a tener una presencia online utilizando WordPress como su herramienta principal. También trabaja enseñando WordPress dando clases en masters y cursos in-company para desarrolladores.

6 respuestas a «El engaño de Cajasol»

Y no sólo está eso, que también nos pasó a nosotros hace cosa de un mes. Las webs de usuario también son distintas, y si quiero hacer una transferencia entre dos cuentas de las que soy titular, una de El Monte y otra de Caja San Fernando, no puedo usar la opción de Otras cuentas de su titularidad porque desde la de uno no me salen las del otro, y tengo que usar, la opción: A otras cuentas de Cajasol.

Hace taaanto tiempo que abandoné El Monte po problemas con la titularidad de una cuenta (y eso que sólo era una entidad y una sola oficina) que estas cosas las veo con estupor y la tranquilidad de haber huido a tiempo.

De aquí a que se adapten… esperarán a que se les «caduquen» muchos servicios, para renovarlos.

Hace más o menos un mes estuve charlando con Mario Weitz del tema. Es una de las personas que más ha ayudado en el tema de la fusión desde las altas esferas, y me decía que el problema ya no es de querer, ni de poder.

Es de cultura. Cultura empresarial. El monte y Caja San Fernando son dos empresas muy distintas que se han unido para no hundirse, porque no les quedaba otra. Un proceso que ha durado años, y que todavía no está resuelto porque nadie quiere ceder parte de su territorio.

En parte lo entiendo, debido a temas culturales, y de que han sido dos cajas muy enfrentadas desde siempre, pero lo que creo que no alcanzan a comprender es que al final con este sistema, están perdiendo clientes.

Deja un comentario