La culpa es tuya

Está claro que lidiar con clientes siempre es complicado. Eso todos los que hemos estado alguna vez de cara al público lo hemos vivido.

Cliente puede ser un creativo, alguien que viene a comprar, el padre de un niño al que cuides… Cualquiera que te esté retribuyendo por un servicio. Incluso si esa retribución es únicamente moral y no económica.

Y el cliente siempre tiene razón. O, al menos, eso dicen.

[George E.] “Scott ha hecho en el país, lo que hizo Marshall Field en Chicago, Wannamaker hizo en Nueva York y Selfridge en Londres. En su tienda se asume que el cliente siempre tiene la razón.”

(Origin of The Customer is always right)

Esta frase es del año 1911. Habla de algo que se puso en práctica unos años antes. Y en nuestra época, el Siglo XXI, esta frase viene a decir que todos los que nos dediquemos a dar algún tipo de soporte a algún tipo de cliente debemos tener una bola de cristal.

Últimamente estoy monotemático con cosas así. No sabía que me iba a afectar tanto el ninguneo que me hicieron hace tres semanas. Duele ver que un título es mucho más importante que la experiencia.

Experiencia (del Lat. experiri = comprobar) es una forma de conocimiento o habilidad derivados de la observación, de la vivencia de un evento o proveniente de las cosas que suceden en la vida.

Wikipedia

Tampoco tengo tanta. Soy joven, llevo sólo 15 años dedicándome a esto a diario. Con entusiasmo. Con dedicación. Me hierve la sangre cuando veo que alguien pretende, en un mundo globalizado, permanentemente conectado, que su trabajo sea de 9 a 2. Será que soy un iluso. Y mantengo la ilusión, como hace tres años. Como he hecho siempre.  Y no tengo las paredes llenas de cuadros enmarcados con títulos.

Leave a Reply