Órbita Laika

Órbita Laika cierra. Aunque no exactamente. La Órbita Laika que conocíamos echa el cierre.

Después de haber sido maltratada por la cadena pública hasta el infinito, sin siquiera una hora determinada de emisión, nos anuncian que habrá tercera temporada. Y que nadie de los originales formará parte del equipo.

Como siempre, el problema no es el fondo, sino las formas. La continuidad de un programa de ciencia en televisión (en nuestra televisión de sálvames y viceversas) debería ser motivo de orgullo y aplauso. Y podemos decir aún más: si el formato renueva, es por el éxito anterior.

Un programa como éste con Goyo Jiménez como presentador, que además de humorista es una Wikipedia andante, ya empieza a sonar bien. Si además de alejan del formato “ahora cuelo aquí un experimento” que compartían Órbita Laika y El Hormiguero, o el formato de de pinceladas de ciencia que al final tenía Órbita Laika, para acercarse a programas temáticos al estilo de National Geographic, yo seré uno de los que lo verá casi con total seguridad.

Me fastidia, por supuesto, que hayan prescindido del equipo original y que se hayan enterado por la prensa. Pero repito: son las formas. De eso pecamos mucho por estas latitudes. Y no deberíamos enterrar o desterrar buenas ideas (no voy a verlo porque no estáis vosotros) por la inutilidad o incapacidad de un puñado de directivos a los que no les importa absolutamente nada más que su sueldo a final de mes.

Leave a Reply