Categorías
Personales

Un mundo mejor

Hoy he estado hablando con un amigo. A sus 21, piensa que lo que ocurre en el mundo no le incumbe. Que, sea como sea, él trabajará este verano, ganará algo de dinero, se preocupará por lo suyo y por los suyos, y será feliz, sin importarle qué pase fuera.

He intentado contarle qué estaba pasando estos días. A qué nos estamos enfrentando. Qué ocurre con el dinero de nuestros impuestos, dónde se queda, a dónde llega. Que hoy un experto en Holanda decía que España es un país que no puede (y no sabe) vivir sin dinero negro y economía sumergida.

He intentado crearle un poco de conciencia social. Y me he dado cuenta de que hay mucha gente que no quiere un mundo mejor. Que le basta con un mundo feliz.
Huxley escribió esta historia en 1932. 1984, de Orwell, se publicó en 1949. Hoy no hemos aprendido nada, y estos dos libros son los libros de cabecera de nuestra sociedad.

Me gusta pensar que puede haber un mundo mejor. Sobre todo, una España mejor. Lucho por conseguir eso a diario.
Os dejo con un vídeo, encontrado a través de twitter de @sanchezarevalo, que remueve conciencias una vez más.

Categorías
curiosidades

Salir de imperativo

Leo en Un arácnido Una camiseta (a través del twitter de @fjpalacios) que hay una palabra en castellano que no se puede escribir.

La palabra en cuestión es el imperativo del verbo salir, al que la RAE da esta explicación que reproduzco tomada del blog:

La interpretación forzosa como dígrafo de la secuencia gráfica ll en español hace imposible representar por escrito la palabra resultante de añadir el pronombre átono le a la forma verbal sal (imperativo no voseante de segunda persona de singular del verbo salir), oralmente posible si, por ejemplo, ordenáramos a alguien salir al paso o al encuentro de otra persona aludida con el pronombre le: [sál.le al páso], [sál.le al enkuéntro].Puesto que los pronombres átonos pospuestos al verbo han de escribirse soldados a este, salle daría por escrito salle,cuya lectura sería forzosamente [sá.lle], y no [sal.le]].

Recuerdo haber tenido esta duda en su momento, hace años, y la solución con la que dí, aunque incorrecta, fue escribirlo utilizando un punto intermedio (que descubrí se usaba en el catalán). Aparte de que nunca, después de aquella duda, lo he escrito (existen muchos giros posibles para no tener que escribir sal•le), es curioso encontrar este tipo de bugs, como cuenta eosar, en una lengua con tanto recorrido como la nuestra.

Artículo original: La palabra que no se puede escribir